Vertido de escombros en la vía pública
Vertido de escombros en la vía pública EMAYA

De momento se ha establecido una colaboración con Bricomart y Leroy Merlin, principales distribuidores de este producto en Palma, pero se trata de una campaña abierta a futuras colaboraciones.

En una nota de prensa, Emaya ha lamentado que "la imagen de sacas de escombros abandonados es demasiado frecuente en Palma", lo que supone "un impacto ambiental y paisajístico muy importante, y un coste económico muy elevado para Emaya y el Ayuntamiento".

Para esta campaña Emaya ha facilitado a los comercios el contenido de unas hojas informativas y carteles que ellos imprimen, distribuyen a los clientes y colocan en lugares visibles de los establecimientos.

En estas publicaciones se recuerda que está totalmente prohibido verter o abandonar escombros o cualquier resto de obra en la calle, solares o en el medio natural.

El vertido se sanciona con multas hasta 1.500 euros (en el caso de la vía pública, las sanciones pueden ser superiores al medio natural, en caso de reiteración o según la cantidad y el tipo de materiales).

Los ciudadanos pueden llevar los sacos de escombros a los parques verdes de Palma, en Son Castelló o Sant Jordi, que están abiertos a los residentes de Palma cada día, de lunes a domingo, de las 8.00 a las 20.00 horas.

Según el reglamento de los parques verdes, sólo se pueden depositar restos de obras domésticas, con un máximo diario de 15 sacas diarias. Tampoco se aceptan vehículos de carga superior a los 3.500 kg.

AUMENTA LA CANTIDAD DE ESCOMBROS DEPOSITADOS

Desde que se aceptó el depósito de escombros en los parques verdes, a finales de 2015, a lo largo de 2016 y 2017 mes a mes ha ido aumentado la cantidad que llevaban los ciudadanos.

el primer semestre de 2017 se han depositado en el PV de Son Castelló 1.786 toneladas de escombros, considerablemente más que en todo el año 2016, 1.391 toneladas.

En Sant Jordi en todo 2016 se depositaron 400 toneladas y en la mitad del año 2017 ya se han superado las 300 toneladas.

Los meses de julio, en Son Castelló, en 2016 se depositaron 131 toneladas y en julio de 2017, 463 toneladas, un incremento del 250%.