luces de navidad
La instalación de las luces anuncia que la Navidad está ya cerca.

La economía en la Comunitat ya no es tan fuerte como años atrás y, además de las familias, lo están notando los comerciantes. Tanto es así que tres barrios han renunciado a las luces de Navidad por falta de recursos.

Los afectados son Centro Sur (Ensanche) y Maisonnave, La Florida y Benalúa. En otros, como Pla, Carolinas o Los Ángeles, han tenido que reducir el número de arcos.
El alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, aseguró ayer en declaraciones a los periodistas que el Ayuntamiento tratará de ayudar al comercio de los barrios, buscando patrocinadores que les ayude con las luces.

Pedro de Gea, presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, corroboró que todos los barrios han tenido dificultades económicas para iluminar, y que el Ayuntamiento debe ayudarles porque las luces «son para toda la ciudad».

Además, de cara al año que viene, se plantean «firmar un convenio que salga a subasta pública, y que mantenga varios años la misma iluminación».
Por su parte, José Ballester, presidente de los comerciantes de Centro Sur, reconoció que el Ensanche se quedará este año sin iluminación para «sanear nuestra economía.

Además no es algo necesario ni imprescindible. No hay colaboración y no podemos hacer más». Por su parte, Primitivo González, ex presidente de los comerciantes de Maisonnave, expresó su descontento con «las franquicias, el 80% de los negocios de la avenida, que no colaboran con la asociación. Sólo se les pide 100 euros y se niegan a pagar por la decoración».