Huelva
Zona cercana al llamado lago asesino. MAPS

21.300 euros destinará la Junta de Andalucía la limpiez a del llamado lago asesino, situado en Puebla de Guzmán. La antigua mina a cielo abierto acumula 80.000 metros cúbicos de dióxido de carbono y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) instalará este mes un sistema que permitirá extraer todo el gas durante los próximos cinco meses, tal como informa El País.

El verdadero riesgo no está en que el gas se mantenga en el lago, sino en que se libere de golpe, según explican expertos. Ya hay precedentes de que situaciones de ese tipo pueden provocar muertes masivas, como lo que sucedió en Camerún en 1986, cuando fallecieron 1.700 personas.

En Huelva, el gas se ha formado debido al contacto de las aguas ácidas derivadas de la minería con los diferentes compuestos del suelo, y "hay acumulado suficiente CO2 para ser peligroso", señalan investigadores.

El citado diario asegura que se trata de un caso único en Europa, y aunque en la mayoría de superficies de este tipo el agua se puede utilizar, las minas de la zona son potentes en carbonatos, por lo que se genera CO2.

El equipo encargado de la depuración ya había instalado otro sistema, pero más simple y que demoraría el proceso durante mucho más tiempo que el marcado ahora.

Consulta aquí más noticias de Huelva.