Policía de Miami
Un coche patrulla de la Policía de EE UU, en una imagen de archivo. Melkom / WIKIMEDIA COMMONS

Entre las más de 650 nuevas leyes que entraron este viernes en vigor en el estado de Texas (EE UU), hay una que permite a las personas mayores de 18 años llevar cuchillos, espadas o machetes de hasta 14 centímetros por la calle, sin tener que dar explicaciones a las autoridades locales.

Esta ley -aprobada por el legislativo texano y firmada por el gobernador del estado, el republicano Greg Abbott- significa que las personas que porten armas blancas de esas dimensiones por la calle no estarán cometiendo ningún delito, como hasta ahora.

Sí estará prohibido llevar armas blancas de este calibre en numerosos sitios, incluidos bares, escuelas, iglesias, aeropuertos, edificios gubernamentales, hospitales, eventos deportivos, cárceles y lugares de votaciones.

Por otra parte, a partir de este viernes es cien dólares más barato obtener una licencia de armas en Texas, que bajó su tarifa de 140 a 40 dólares.

A partir de este viernes es cien dólares más barato obtener una licencia de armas en Texas

"El dinero no puede ser el límite para defenderse", dijo el gobernador Abbott cuando ratificó esta ley.

Otra de las medidas aprobadas convierte el envío de mensajes de texto mientras se conduce en un delito menor, con multas que oscilan entre los cien y los doscientos dólares.

Esta ley penaliza al conductor de un vehículo motorizado que use un dispositivo de comunicación inalámbrico portátil "para leer, escribir o enviar un mensaje" mientras circula.

Otra norma que ha suscitado preocupación entre las víctimas del reciente huracán Harvey y que es hoy una realidad es la HB 1774, que reduce las penas que las compañías de seguros afrontan por pagos atrasados si un cliente presenta una demanda.

Los grupos de aseguradoras y sus defensores alegan que esta ley, promovida por un legislador republicano, es necesaria para controlar el abuso de abogados "depredadores" que han provocado una tendencia creciente a demandas sin fundamento sobre daños a la propiedad.