Así lo ha señalado en una nota su portavoz, Manuel Montejo, tras el Consejo de la Gerencia de Urbanismo celebrado este viernes y donde, a su juicio, se ha constado que el Consistorio, "con el alcalde a la cabeza, definitivamente se ha entregado" a Alvores, grupo promotor de la gran superficie.

En este sentido, ha apuntado que "se aprueban proyectos a pesar de las deficiencias, la falta de documentación o los intentos de no cumplir las obligaciones urbanísticas y económicas". En su opinión, "todo vale" con tal de construir un centro que "viene a dar la puntilla al comercio local, sin que resulten creíbles los cantos de sirena" crear "empleo precario que "ni siquiera para la construcción ha sido pensado para los trabajadores de Jaén".

"Las prisas por conseguir un rédito electoral y cumplir los compromisos adquiridos son los causantes de expedientes con demasiadas deficiencias, en los que se aprueban proyectos que aún no están completos. Y todo ello, para beneficiar a un grupo que, como otros, solo piensa en extraer beneficios de la ciudad a toda costa", ha afirmado el concejal.

Para Jaén en Común, es el proyecto de una gran superficie comercial que "se quiere implantar como sea", tras una negociación entre propietarios, empresarios y el PP "en la que no han podido participar ni opinar los sectores que van a verse directamente afectados, esencialmente el pequeño y mediano comercio" de la ciudad.

Ha lamentado que "se trata de la política de especulación del suelo al servicio del capital privado y de los grandes propietarios del suelo". Ha añadido que eso

implica que el Ayuntamiento "funcione en la excepcionalidad de acelerar plazos, difuminar procedimientos e ir solventando a medias cualquier dificultad, al contrario que ocurre cuando cualquier ciudadano acude" a esta Administración.

"Siendo evidente que las grandes superficies crean empleo a corto plazo, pero destruyen a medio y largo plazo porque reducen el consumo de los ciudadanos en el comercio tradicional, y con los estragos que ha causado la crisis en el comercio local, la llegada de Alvores supondrá acabar definitivamente con muchos de los comercios que todavía sobreviven. Se enviarán a familias enteras que todavía regentan negocios familiares con muchas dificultades al paro y a la miseria", ha dicho.

TRANSTORNO DE PERSONALIDAD MÚLTIPLE

Montejo ha considerado que "el PP parece sufrir un trastorno de personalidad múltiple", ya que cuando se reúne con los comerciantes y pequeños empresarios "dice que los apoya y que son el corazón" de la ciudad, pero "no tiene el más mínimo reparo en facilitar grandes pelotazos urbanísticos para que grandes multinacionales se enriquezcan a costa de destruir el modelo comercial" local.

Por otro lado, ha comentado que "al PP se le llena la boca de liberalismo pero lo único que fomentan es la eliminación de la competencia", provocando que los negocios se concentren y aumente el poder de unos cuantos beneficiados que "pueden imponer condiciones a sus proveedores, abaratar los salarios y rebajar calidades o subir los precios a sus clientes sin que haya consecuencias negativas".

Y todo ello, a su juicio, poniendo a disposición de estos grupos, como hace con FCC y otros, el Ayuntamiento y la ciudad, "dándoles la facultad para evadir la legislación, la normativa y sus responsabilidades. "Si alguien monta un negocio y le sale mal, tendrá que lidiar con las consecuencias. Si el negocio le sale mal a una de estas empresas, aquí estamos todos, con el dinero público, para ayudarles a que puedan seguir haciendo lo mismo", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.