A través de un comunicado, la administración autonómica ha afirmado que las muestras recogidas el pasado 29 de agosto reflejan un recuento de 'Escherichia Coli' en una proporción superior a la aceptable, por lo que existe un "elevado riesgo sanitario" para los bañistas, que podrían verse afectados por problemas intestinales o dermatológicos.

La Xunta ha instado a mantener la prohibición del baño en la zona y a informar a los usuarios del arenal a través de carteles, tal y como se ha requerido al Ayuntamiento de Nigrán.

De hecho, el Gobierno gallego abrió un expediente sancionador a este ayuntamiento por incumplir esa obligación de informar acerca de episodios de contaminación. Según la Xunta, el gobierno municipal hizo caso omiso de los requerimientos hasta esta misma semana, en que procedió al vallado "parcial" del perímetro afectado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.