Huelga atípica la que han convocado los sindicatos mayoritarios de Adif en la provincia de Barcelona, para este fin de semana (1 y 2 diciembre: de 00 a 02 h; de 08 a 10 h, y de 20 a 22 h) y parte del puente de la Purísima: día 6 (de 00 a 04 h; de 6 a 10 h, y de 18 a 22 horas), día 8 (de 12 a 24 h) y 9 de diciembre (de 00 a 12 h).

La protesta afectará a pocos trenes, pero puede llegar a provocar la cancelación del anunciado inicio de la apertura de la línea C2 Sur de Cercanías, que se anunciará hoy tras la reunión del Centro Coordinador de Infraestructuras Ferroviarias e incluso paralizar las obras del AVE.

Paro en los trabajos


La huelga tendrá mayor repercusión en el personal de taquillas aunque, de persistir, puede hacer parar a los trabajadores de las obras del AVE en la entrada de Barcelona, según José Luis Barba, secretario general de Adif de la CGT. UGTy CCOOtambién se han sumado al paro.

Si la huelga se recrudece, aunque la empresa mantenga voluntad de negociar «siempre dentro del comité de empresa», según un portavoz autorizado de Adif, puede afectar a servicios de indicación y a los sistemas de señalización de vías, así como los trabajos de Cercanías.

«Adif está contratando personal para la campaña de Navidad», argumenta Barba, «con un contrato fijo de 40 días», un hábito que, según la protesta sindical, «se mantiene desde hace 10 años». Los trabajadores dicen no entender cómo la falta de plantilla se ve agravada porque Adif esté inmersa en un Expediente de Regulación de Empleo.