Además los ciudadanos podrán descargarse, de forma totalmente gratuita, un certificado descriptivo y gráfico que complementa la información del inmueble incluida en la notificación.

La iniciativa ha sido impulsada desde la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública, en colaboración con el Ayuntamiento de Valldemossa.

Según ha explicado el Ministerio en una nota de prensa, con esto buscan que el sistema de notificación electrónica sea de uso preferente frente al tradicional reparto de notificaciones catastrales por correo certificado, que en ocasiones exige al ciudadano acudir personalmente a la oficina de Correos para recoger los envíos que realiza el Catastro.

Asimismo, la notificación electrónica reduce el consumo de papel y evita los desplazamientos necesarios para realizar este tipo de gestiones por el método de reparto tradicional.

La elección de este medio de notificación no obliga ni condiciona al ciudadano en el futuro, es decir, no hay compromiso de permanencia.