Niños estudiando
La UE se ha fijado el objetivo del 10% de tasa de abandono escolar.

El 30% de los jóvenes españoles abandona la escuela sin un nivel de educación mínimo, un porcentaje que prácticamente dobla la media de los Veintisiete, en el 15,3%.

En Europa el no tener estudios incrementa las dificultades para encontrar un puesto de trabajo

Según un informe difundido este lunes por la Comisión Europea, sólo Portugal y Malta, donde cuatro de cada diez jóvenes dejan el sistema educativo antes de tiempo, tienen un registro peor al de España.

Bruselas muestra preocupación por estos indicadores y recuerda que, en la mayoría de Estados miembros, tener estudios limitados incrementa las dificultades para encontrar un puesto de trabajo.

Entre 2000 y 2005, la tasa de abandono escolar (el porcentaje de población entre 18 y 24 años que no completó la enseñanza secundaria) en la UE se redujo del 17,6 al 15,3%, todavía por encima del objetivo del 10% fijado en la Estrategia europea de empleo.

Educación secundaria antes de los 22 años

También está aún lejos otro de los grandes objetivos en materia educativa, que consiste en que en 2010 al menos el 85% de los jóvenes comunitarios de 22 años haya completado la educación secundaria.

Sólo Malta y Portugal tienen peores registros que España en materias de educación

Según el informe, el año pasado el 77,8 % de los europeos entre 20 y 24 años habían logrado ese objetivo, frente al 76,6% cinco años antes.

En España este porcentaje baja a poco más del 60% y, una vez más, Malta y Portugal, con tasas cercanas al 50%, son los únicos países de la UE con peores registros.

Bruselas incide en que en todos los Estados miembros, con la excepción de Austria, los chicos tienen más posibilidades que las chicas de abandonar el colegio y no completar la educación secundaria.

En esa línea, en España, mientras la tasa de abandono escolar entre los chicos ronda el 36% entre las chicas está por debajo del 25%.

Del mismo modo, menos del 55% de los chicos entre 20 y 24 años consigue acabar la enseñanza secundaria, en tanto que entre las chicas ese porcentaje llega casi al 70%.