El Gobierno de La Rioja acometerá el refuerzo del firme en la variante de Tricio "con objeto de mejorar su estado de conservación y aumentar la seguridad vial".

Se trata, en palabras de la portavoz del Ejecutivo regional, Begoña Martínez Arregui, "de una carretera de primer orden dentro de la red autonómica que precisa de una intervención integral" debido al estado de la vía "que soporta mucho tráfico y está deteriorada".

Así, el Boletín Oficial de La Rioja publicará en los próximos días la licitación de este proyecto que cuenta con un presupuesto de 636.051 euros y un plazo de ejecución previsto de seis meses.

En concreto, la variante de Tricio (LR-136) conecta la N-120 en Nájera con la LR-113 para facilitar la comunicación con la autovía A-12 y el corredor del valle del Oja, respectivamente. Esta carretera tiene una longitud de 3,5 kilómetros y una anchura de calzada de 7 metros, con dos carriles de 3,5 metros cada uno y arcenes de 1 metros a cada lado. Soporta una notable intensidad de tráfico rodado, con más de 4.000 vehículos diarios.

Esta actuación evitará el creciente deterioro de la carretera mediante la renovación del pavimento de la calzada. Además, el proyecto contempla la completa sustitución de las señales de tráfico y las marcas viales y la mejora del balizamiento. También se cambiarán en varios tramos los sistemas de contención.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.