En concreto, el dispositivo estará compuesto por 128 agentes de la Unidad de Seguridad y Movilidad Vial de la Guardia Civil (UMSV) más un centenar guardias civiles de Sevilla, del Subsector de Tráfico, de la Unidad de Seguridad Ciudadana y de las Unidades Territoriales de Prevención de Seguridad Ciudadana.

En un comunicado, el Instituto Armado ha informado de que se encargará de garantizar la seguridad y movilidad vial de la circulación por las vías públicas afectadas a ciclistas, personal de organización, medios de comunicación y resto de usuarios

por el paso de la Vuelta Ciclista a España 2017.

Asimismo, la UMSV está compuesta por un total de 128 agentes de los que 79 pertenecen a la Agrupación de Tráfico, 38 a la Agrupación de Reserva y Seguridad, cinco al Servicio Aéreo, cuatro componentes del Servicio de Automovilismo y dos de Servicio de Transmisiones, que son los encargados de establecer los diferentes dispositivos de seguridad y coordinarlos con el resto de Unidades Territoriales de la Guardia Civil y de otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Para desempeñar su cometido cuentan con el apoyo de un helicóptero, 58 motos, dos autobuses, diez vehículos todoterreno, dos furgones, un vehículo taller y un vehículo para suministro de carburante, entre otros medios materiales.

Entre los cometidos asignados a la UMSV se encuentran el proporcionar seguridad y movilidad vial a los corredores de La Vuelta, vehículos de organización, apoyo y caravana publicitaria, medios de comunicación, así como al resto de usuarios que puedan circular por las vías afectadas por la misma.

Asimismo, se encarga de mantener y restablecer, si fuese necesario, el orden público en las zonas de influencia de las salidas y llegadas de las diferentes etapas de La Vuelta y en otras zonas afectadas por este acontecimiento deportivo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.