Unos dos mil visones de una granja de Viver, en la comarca castellonense del Alto Palancia, han aparecido muertos hoy en los alrededores de la empresa tras haberse escapado de sus jaulas, que han aparecido abiertas.

Los posibles responsables serían colectivos ecologistas, ya que varias jaulas tenían las puertas abiertas

 

Según informan fuentes de los propietarios de la granja, los visones muertos son unos dos mil, "aunque se espera que muchísimos más continúen escapados y que su recuperación sea difícil, por lo que muchas crías morirán".

Por su parte, el dueño de la empresa, denominada Visones Alto Palancia, ha apuntado como posibles responsables a colectivos ecologistas, ya que varias jaulas, ubicadas en la partida El Cristo de Viver, tenían las puertas abiertas.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil continúan evaluando los daños que se han podido causar en la zona y en la granja.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CASTELLÓN