El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha confirmado que continuará formando parte del Ejecutivo si el PSOE gana las elecciones generales del próximo marzo.

El titular de Economía confirmó su permanencia en la política en respuesta a preguntas de los periodistas tras pronunciar una conferencia en el Foro ABC.

Irá como número dos de las listas socialistas en Madrid
Preguntado sobre la posibilidad de que forme parte de las listas por Madrid a las próximas elecciones generales, respondió que ese dato "no es del todo correcto" pero que, de cualquier forma, está a disposición del presidente del Gobierno. Finalmente se ha confirmado que sí se presentará en las listas de Madrid y que además lo hará como número dos, rompiendo el principio paritario en el reparto de puestos que acostumbre a practicar el PSOE.

Respetado por los ciudadanos según las encuestas y valorado, incluso, por la oposición, Solbes ha sido para Zapatero la mejor arma a la hora de intentar acallar las voces de quienes veían en la gestión de Rato la clave de la bonanza económica española. De hecho, pese a que se hayan reducido las previsiones del FMI, España es el país estrella de la eurozona en cuanto a crecimiento económico se refiere.

La oferta de continuidad la tenía encima de la mesa desde hace varios meses, pero hasta el momento había preferido no pronunciarse sobre la posibilidad de mantenerse al frente de Economía.

"Todos queremos que siga"

El presidente del Gobierno, por su parte, ya se había mostrado convencido este fin de semana de que su vicepresidente segundo, Pedro Solbes, "nació para esto", en alusión a su responsabilidad al frente del Ministerio de Economía, "y todos queremos -añadió- que siga en esto".

Zapatero se refirió a la labor de Solbes en el acto de proclamación del líder del PSOE como candidato a la Presidencia del Gobierno en los comicios del próximo mes de marzo.

Zapatero considera que la economía española es la "envidia" de muchos países
El secretario general del PSOE ha hecho un repaso de la situación económica de España para concluir que es mejor que hace cuatro años y la "envidia" de muchos países avanzados.

Ha sido en ese momento cuando se ha mostrado convencido de que esos países envidian también que España tenga un vicepresidente económico como Solbes.