Iberia
Iberia. (Archivo) Archivo

La carrera por hacerse con las acciones de Iberia parece haberse frenado. Después de que saltara el rumor de que British Airways, junto con otras compañías, estuviera estudiando lanzar una oferta pública de adquisición (opa) del 100% de la aerolínea, finalmente parece que todo va a seguir como estaba.

Por este motivo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender la cotización de la aerolínea, ya que estaba siendo el valor que peores datos registraba durante esta jornada en el IBEX-35, perdiendo un 1.88% cuando se comunicó su suspensión.

De la opa a la convivencia

Nuestra posición no es dependiente de un incremento en el accionariado

La compañía británica, poseedora de casi un 10% de las acciones de Iberia, ha comunicado de forma oficial que no va a ejercer su derecho de tanteo sobre los títulos de la compañía. Los últimos movimientos de Caja Madrid dentro de la aerolínea le han colocado como 'rival', con un 23% de la compañía después de comprar su participación a Logista y el BBVA.

Estos movimientos parecen haber disuadido a la compañía británica de sus intenciones iniciales de hacerse con Iberia, ya que ahora abogan por convivir, tal y como reconocen en un comunicado en el que dicen dicen que iniciarán "discusiones con Caja Madrid para maximizar el valor de nuestra relación con Iberia".

En palabras de Keith Williams, director financiero de British Airways, la posición de la compañía "como socio empresarial clave de Iberia permanece importante y no es dependiente de un incremento en el accionariado".

Ni confirma ni desmiente

El fondo de capital riesgo Texas Pacific Group (inglés), que encabeza el consorcio junto a British Airways, que lanzó hace meses una oferta de compra por Iberia, no quiere hacer comentarios sobre la posible salida de la aerolínea del consorcio.

Por su parte, el otro accionista que queda en el denominado núcleo duro, El Corte Inglés, mantiene su postura oficial desde que se conoció la oferta de Caja Madrid por el porcentaje del BBVA, y es el ser "meros observadores", sin adoptar una postura oficial.

BA anunció este lunes que no ejercerá el derecho de tanteo que tenía para optar a alguna parte del 7,07 por ciento que vende BBVA y al que Caja Madrid presentó el lunes pasado una oferta a 3,60 euros la acción, con un importe de 250 millones de euros.