Oposiciones
Imagen de archivo de unas oposiciones. CEDIDA

La Ciudad Autónoma de Melilla no repetirá el examen de ortografía en las oposiciones a la Policía Local, aunque algunos opositores la hayan reclamado por entender que varias preguntas incumplen las normas de la Real Academia Española (RAE).

"Un error en una prueba no invalida esa prueba en sí", ha advertido este jueves el vicepresidente primero del Gobierno melillense, Daniel Conesa, del PP, por lo que "no se va a suspender el procedimiento" para cubrir ocho plazas en la Policía Local de Melilla.

El vicepresidente, en rueda de prensa, ha considerado "legítimo" que algunos opositores excluidos al no superar este examen "intenten seguir en este proceso" de oposición libre reclamando la repetición, pero sus reclamaciones no supondrán la anulación de la prueba.

"Las reclamaciones se atenderán en los plazos legales" previstos, ha comentado, una vez que se resuelvan los informes jurídicos oportunos.
Coalición por Melilla (CpM), principal grupo de la oposición en la ciudad, ha pedido la repetición en apoyo de los aspirantes que han reclamado.

Los opositores tenían que demostrar que saben que zahúrda es sinónimo de pocilga y afalagar de halagar, que protervo significa perverso, que palabras como gentalla (gentuza) o antipostmodernista están bien escritas o que son correctas frases como "Su excesivo consumo de estupefacientes dio pie a su estupefacción", "No seas truhan Sion y dime lo que sabes del ion" o "El halló el hecho".

Sin embargo, palabras como 'luzbel', considerada correcta en el ejercicio, figuran como no reconocidas al consultar el diccionario de la RAE. El examen se celebró el pasado 30 de junio con 32 aspirantes, de los que nueve fueron declarados no aptos, según consta en la documentación hecha pública por el tribunal examinador.

Consulta aquí más noticias de Melilla.