La Policía Local de León detuvo en la capital a una mujer acusada de agredir a su hija de 14 años, quien según su propio relato se escapó de casa el sábado por la tarde después de que su madre la golpeara.
La chica se escapó de casa el sábado por la tarde después de que su progenitora la golpeara

Los hechos, según informó el Consistorio en un comunicado, ocurrieron en la jornada de ayer cuando la Policía Local recibió la llamada de una menor de 14 años que aseguró haber sido agredida por su madre.

Así y según fuentes policiales, sobre las 17.00 horas se recibió el mensaje de la joven, cuya identidad responde a las iniciales N.L.D.L., quien declaró que se escapó de casa el sábado por la tarde después de que su progenitora la golpeara.

La menor explicó que se encontraba en un apartamento ubicado en una localidad próxima a León, al que había huido debido al "miedo" que le provocaba que la llevaran de nuevo a casa de su madre si la localizaban.

La joven presentaba daños en el brazo izquierdo, la mandíbula y una herida en la cabeza

 

Una vez en el apartamento, los agentes comprobaron que la joven presentaba daños "en el brazo izquierdo, la mandíbula y una herida en la cabeza".

Posteriormente, se le trasladó al Servicio de Urgencias del Hospital para realizar un reconocimiento mientras que a la acusada se le trasladó a las dependencias de la comisaría para tomarle declaración.

La madre denunció en la noche del sábado la desaparición de su hija en la comisaría de la Policía Nacional, mientras que ayer por la tarde, el padre de la niña, que tiene la custodia, confirmó que su hija ya había aparecido.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LEÓN