Harvey
Personal de rescate busca a las víctimas por las inundaciones de la crecida del río Buffalo Bayou debido al huracán Harvey en Houston. Tannen Maury / EFE

El sheriff del condado de Harris, cuya capital es Houston (Texas, Estados Unidos), Ed González, informó este miércoles del hallazgo de una furgoneta sumergida con los cadáveres de seis miembros de una familia hispana, entre ellos 4 niños, en un suburbio de la ciudad afectada por la tormenta tropical Harvey.

"Teníamos la esperanza de que hubieran sido capaces de escapar y buscar refugio en otro lugar, pero nuestros peores presagios se han cumplido", lamentó ante los medios el sheriff del condado de Harris, en el que viven 6,5 millones de personas.

El conductor, que era tío de los menores, había informado a las autoridades del posible ahogamiento de sus familiares después de lograr, el pasado domingo, salir del vehículo en el que iban todos y agarrarse a un rama cuando este era arrastrado por las aguas.

Los equipos de emergencia lograron rescatar entonces al conductor, un varón de mediana edad, pero no lo consiguieron con sus familiares dada la fuerza del agua.

Según el oficial, el vehículo fue arrastrado por una corriente a unos once kilómetros por hora y fue encontrado hundido más de un metro bajo el agua en una calle de Pasadena, un suburbio de Houston en el que habita una amplia comunidad latina.

"Con la disminución de las precipitaciones hemos podido ver finalmente el vehículo y lamentamos informar de que hay dos cuerpos adultos sin vida flotando justo al lado", dijo González.

El sheriff añadió que es probable que los cuatro cuerpos de los niños de la misma familia estén encerrados aún en la parte trasera de la furgoneta, ya que las puertas están cerradas.

Entre las víctimas figuran los bisabuelos de la familia, de 81 y 84 años, respectivamente, y cuatro menores de 16, 14, 8 y 6 años de edad, informó el domingo la cadena local KTRK.

Houston es la zona más afectada por las catastróficas inundaciones ocasionadas por el huracán Harvey, que ha dejado ya al menos una treintena de fallecidos y decenas de miles de desplazados.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, informó hoy de la situación debido a las inundaciones, pero aunque no confirmó datos de víctimas mortales, diferentes medios estadounidenses apuntan ya que al menos 30 personas han podido perder la vidas por culpa de Harvey.