Renfe ha restablecido esta misma noche todos sus servicios ferroviarios en Navarra tras el sabotaje que sufrió ayer por la tarde en la línea férrea a la altura de la localidad de Esquíroz.

Fuentes de la empresa han indicado que hacia las 23:42 horas se había recuperado la normalidad del tráfico ferroviario, cuatro horas y media después de que se detectara la caída provocada de la tensión eléctrica en la vía ferroviaria de Navarra, en el tramo situado entre Cizur Mayor y El Carrascal.

En este tiempo se han visto afectados por el sabotaje alrededor de 400 clientes de Renfe, ya que dos trenes han sufrido retrasos de una hora, el Altaria Irún-Pamplona-Madrid y un regional entre Castejón-Pamplona, y además han tenido que ser transbordados los pasajeros de otros dos regionales Pamplona-Castejón y Castejón-Pamplona.

La delegación del Gobierno en Navarra ha señalado que se trata de un acto de "kale borroka" totalmente inútil a los efectos de amedrentar a la sociedad, por lo que el perjuicio causado a los pasajeros resulta "absolutamente estéril".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA.