Irene Visedo rueda en Oviedo Carlitos, ópera prima de Jesús del Cerro producida por Emilio Aragón. Dice que le «encanta» la ciudad. Hoy finalizan el trabajo aquí.

¿Cómo ha ido el rodaje?

La lluvia lo ha estado retrasando todo.

¿Ha paseado por Oviedo?

El jueves estuve dos horas en el parque San Francisco, me encantó. Hacía tres o cuatro años que no venía y me ha gustado mucho volver.

Viene del brazo de un director novel.

Sí, casi todo lo que he hecho ha sido con directores noveles. Creo que el talento no depende de la edad.

Interpreta a la antigua novia de Diego.

Que es Gustavo Salmerón. Los dos apoyamos a Carlitos en sus sueños y el amor vuelve a surgir entre nosotros. Cubrimos la parte más adulta, para que los padres no se aburran.

¿De Gustavo Salmerón es novia sólo en el cine ?

Sí, sí (ríe). Es muy lindo, pero no.

Dijo Ana Duato que usted era como su hija, ¿ella es cómo su madre?

Cuando lo dijo yo estaba aún en Cuéntame. Ana Duato es muy importante en mi vida, pero no es como mi madre. Madre sólo hay una.

¿Va a volver Inés del exilio?

No, en Francia se vive muy bien. Nunca digas nunca jamás, pero ahora digo que no.

¿Le llaman Inés por la calle?

Cuando dejas de salir en la tele, las cosas cambian. Ahora me miran como si mi cara les sonase, pero cada vez me reconoce menos gente por la calle.

¿Lo echa de menos?

No, cada época tiene su lugar.

¿Por qué dejó la serie?

Necesitaba expandirme y no acomodarme en el personaje.

¿Con qué sueña?

Con levantarme cada día contenta.

BIO

Nació en Madrid en 1978. Le gusta estar al día de lo que se hace en el cine, viajar y leer «El País los viernes».