Un anciano de 86 años resultó ayer herido muy grave en El Ejido, con quemaduras y traumatismos, al explotar en su casa una bombona de butano. Por lo que parece ser un descuido, una vecina del anciano tuvo que ser realojada ante los daños de su vivienda.

Además, el viernes un bebé (está estable) y dos adultos (muy graves) resultaron heridos en el incendio de su casa, situada en la zona de Barbarela.