Lo derriban porque sus dueños pasan de cuidarlo
Inmueble, en el número 2 de la calle Denamiel de Castro.
Ahora es sólo escombros, pero este inmueble, en el número 2 de la calle Denamiel de Castro, traía de cabeza a los vecinos. Fue una estación de bombeo de Emasa y, desde su abandono, se convirtió en una guarida para los sin techo. Era una ruina y el Ayuntamiento lo ha demolido porque sus dueños, varios particulares, han incumplido sus obligaciones.