Mago de Oz
Mägo de Oz publica un nuevo disco AGENCIAS

La ciudad de los árboles, su décimo disco de estudio, ha sacado a relucir el lado más canalla de Mägo de Oz.

¿Cuál es el mensaje del disco?

Carlos (C.): Que no hagan hogueras en los bosques (risas). Es un mensaje de esperanza, de mirar hacia delante y luchar por los sueños.

Suena muy diferente.

C.: No tiene nada que ver con Gaia. Hemos pretendido no caer en nuestra propia trampa de hacer Gaia III, lo que todo el mundo esperaba. Nos hacía falta para renovarnos.

¿Querían hacer algo distinto?

Mohamed (M.): Cualquier disco retrata las vivencias de todos nosotros. Terminar la trilogía de Gaia habría sido muy forzado. El resultado es la música que teníamos dentro en estos momentos. Pronto nos pondremos con la trilogía.

La crítica a la Iglesia vuelve a estar presente.

M.: No criticamos a la Iglesia, sino las actitudes de algunos que pertenecen a ella.

C.: Nos indigna la hipocresía de quienes pretenden inculcar unos valores que no creen.

Ranxeira es el primer sencillo. ¿Está pensado para sus seguidores en Latinoamérica?

M.: La zona latinoamericana ya la tenemos abierta. Esta canción es un homenaje a nuestro público.

¿Se sienten prisioneros de la Fiesta pagana?

M.: Ese tema nos abrió la puerta al gran público, pero hemos evolucionado.

¿Les duelen las críticas?

M.: Ya no. Si no te gusta lo que hacemos, no nos escuches.

C: A mí no me gusta nada Enrique Iglesias, pero no me meto en ningún foro a ponerle verde. No necesito eso. Preocúpate por lo que te gusta y de tener vida propia.

¿Es cierto que se disolverán tras Gaia III?

M.: Cómo vamos a dejarlo ahora; seríamos imbéciles.