El perfil de la persona transeúnte que vive en la calle está cambiando. Cada vez más mujeres, inmigrantes y enfermos mentales tienen más presencia en los albergues, según asegura la coordinadora que gestiona los centros para las personas sin hogar. Ayer se celebró precisamente el Día Nacional de los Sin Techo. Se calcula que más de 100 personas viven en las calles de Zaragoza. Muchas de ellas son inmigrantes. Para ellos, el Gobierno de Aragón elaborará un nuevo Plan de Inmigración que favorezca su integración. El plan de 2006 se ha ejecutado hasta ahora en un 75%.