El arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, recibió ayer el anillo cardenalicio de manos del Papa Benedicto XVI en el Vaticano. Junto con el prelado de Valencia, el Pontífice nombró a otros dos cardenales españoles.