Más de 200 maltratadores intentan cambiar con un programa voluntario
Los asistentes a la manifestación, ayer, portaron carteles en recuerdo de las víctimas de violencia.(Pablo Elías)
400 personas se manifestaron ayer contra la violencia de género. Más de 200 maltratadores de Castilla y León han participado voluntariamente en lo que va de año en el programa Fénix, que pretende variar la actitud violenta de estos hombres. En un 70% de los casos se han apreciado cambios en su conducta, según los datos que maneja la Comisión Regional contra la Violencia.

«La Junta defiende este tipo de tratamientos específicos para acabar con la violencia de género, basados en la voluntariedad del agresor para cambiar», explicó a Efe el consejero de Familia, César Antón.

Desde que empezó el año, 6.500 mujeres necesitaron de apoyo social y laboral.

400 manifestantes

En Valladolid se dieron cita unas 400 personas, que recorrieron las principales calles de la ciudad bajo el lema Ante la violencia, no hay más palabras. Al llegar a la Plaza Mayor, leyeron un manifiesto en el que se pidió una reacción al problema.