El consumo medio de agua al día ronda los 35.000 metros cúbicos, si bien durante este mes de agosto se han registrado picos de hasta 40.000. Así, desde el ayuntamiento de Pontevedra han señalado que la cantidad solicitada por el Gobierno local de Barro es asumible y no supone "ningún problema" para el municipio capitalino, que ya suministra agua a Marín, Poio, Bueu y Sanxenxo.

Pontevedra facilitará a Barro un punto de captación en la avenida de Vigo para que "cuanto antes" las cuatro cisternas que enviarán a diario desde este municipio puedan recoger el agua y "solventar sus problemas de suministro".

Además, Demetrio Gómez ha hecho un llamamiento a las comunidades de aguas del rural pontevedrés para que se pongan en contacto con el ayuntamiento si llegan a tener dificultades de abastecimiento a causa de la escasez de precipitaciones.

Aunque Barro ha sido el primer ayuntamiento de la comarca en pedir "ayuda" a Pontevedra -si bien otras localidades próximas como Portas también atraviesan dificultades por la sequía-, Gómez ha insistido en ofrecer los recursos hídricos municipales a los usuarios de manantiales comunitarios dentro del ámbito municipal porque a medio plazo, y aunque no llueva, dispone de suficiente caudal.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.