Cospedal
María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, durante un acto militar. EUROPA PRESS

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, deberá comparecer ante el Congreso para aclarar la orden publicada en un cuartel que conmemoraba el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, calificándolo como un "alzamiento cívico-militar".

A petición de la mayoría de los grupos parlamentarios, salvo el PP, ante la ante la Diputación Permanente del Congreso, Cospedal explicará cuál es el motivo por el cual se ha conmemorado como efeméride el 18 de julio de 1936, tal como se indica en el escrito de la Agrupación de Apoyo número 61 de Valladolid que envió una orden el pasado 18 de julio de 2017.

En esa orden se podía leer "en este día de 1936, oficialmente, se inicia en toda España un alzamiento cívico-militar, en el que participa la mayoría del Ejército. Es un día importante en la historia de nuestra patria que merece ser recordado, para que las generaciones futuras eviten el que se produzcan las circunstancias que propiciaron el enfrentamiento bélico. Los pueblos que olvidan su historia están irremisiblemente condenados a repetirla".

Los grupos también han pedido la comparecencia de la ministra para explicar las decisiones que ha tomado para depurar responsabilidades.

Es un día importante en la historia de nuestra patria

El Ejército de Tierra, en un tuit, calificó de "error" y se disculpó por publicar en un documento en cuarteles y unidades esa efeméride.

Los portavoces del PDeCAT, Jordi Xuclá, y del PNV, Mikel Legarda, han coincidido en la necesidad de que comparezcan la ministra porque se trata de un asunto "gravísimo" que no se arregla con un tuit.

Ambos diputados, así como el resto de los portavoces, han pedido también el cese del responsable de esa orden.

Para el portavoz de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, se trata de una barbaridad, mientras que la portavoz del PSOE, Zaida Cantera, ha remarcado que las Fuerzas Armadas deben guardar neutralidad debida y respeto a la Constitución.

La diputada de Unidos Podemos, Irene Montero, ha destacado que la democracia no es compatible con homenajear un golpe de Estado, y para Joan Tardá, de ERC, la orden es "una estupidez más" dentro de la "banalización de principios básicos del mundo democrático".

En contra, el portavoz del PP, Ricardo Tarno, ha calificado de "chistosa" la petición de comparecencia de la ministra.

La ministra evita explicar el vuelo de cazas en Bilbao

Por otro lado, Cospedal no tendrá que comparecer por el sobrevuelo que realizaron dos cazas Eurofighter el pasado 25 de julio sobre la pista central del Aeropuerto de Bilbao, en Loiu (Bizkaia), al rechazar la iniciativa el PP, Ciudadanos y el PSOE anunciar su abstención.

La oposición pedía que la ministra de Defensa explicase por qué se hacen estas prácticas, si no hay otro sitio donde hacerlas, por qué no se ha dado conocimiento a las autoridades locales de las mismas y que informara sobre si se han cumplido los protocolos de actuación.

Sin embargo, a pesar de que el Grupo Mixto y Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea votarán a favor de la comparecencia, previsiblemente no saldrá adelante porque no cuenta con el apoyo de Ciudadanos ni del Partido Popular y, además, el PSOE ya ha anunciado su abstención.

El diputado de PNV, Mikel Legarda, ha criticado que los aviones militares sobrevolaran la pista de Loiu cerca de "varios barrios muy cercanos" y que no se informara de ello. La diputada del PP, María Jesús Bonilla, ha defendido que los cazas sobrevolaran el Aeropuerto de Bilbao para realizar "labores de adiestramiento" que, ha dicho, permiten a las Fuerzas Armadas "garantizar la soberanía e independencia de España y la integridad y seguridad de los ciudadanos".

Además, ha señalado que "se contó con la autorización expresa y la colaboración exquisita por parte de los integrantes del Aeropuerto de Bilbao".