Los conductores coruñeses deben de andarse con mucho ojo si no quieren perder su carné de conducir. La Policía Local ya tiene en sus manos el sistema informático que le permite restar puntos y enviar los informes directamente a la Dirección General de Tráfico (DGT).

Y marcha muy bien. Al menos eso es lo que muestran los datos de los dos primeros meses de funcionamiento de este sistema, ya que los agentes locales han tramitado los expedientes para retirar puntos a 300 conductores, según aseguró el concejal de Seguridad Ciudadana, Florencio Cardador.

Eso significa que, de media, cada día cinco conductores pierden parte de sus puntos en la ciudad. Y según los informes actuales del 092, en total se ha confirmado la retirada de unos 150 puntos (porque muchos de esos 300 infractores han recurrido).

Algunos, sin carné

El exceso de velocidad es la infracción más común, dicen en la Policía Local, y en calles como Salgado Torres o la avenida Finisterre, limitadas a 50, muchos superan los 100 km/hora.

Pero según los datos de la DGT, desde que entró en vigor el nuevo carné, el 1 de julio de 2006, sólo se han hecho efectivas el 2% de las infracciones denunciadas en la provincia. Además, en ese año y medio 36 conductores coruñeses se quedaron sin el carné, pero sólo retiraron puntos a 338 conductores de 14.159 denunciados.

La Patrulla Roja quiere ser el freno

En las calles de A Coruña los conductores tienen ahora un nuevo enemigo. Además de los tradicionales agentes de la Policía Local, el Ayuntamiento puso en marcha la semana pasada la Patrulla Roja. Su objetivo será cazar, y multar, a todos aquellos coruñeses que hablen por el móvil mientras conducen, no pongan el intermitente o se salten semáforos en rojo. Habrá dos coches policiales, y uno de ellos, para desgracia de los fitipaldis, irá totalmente camuflado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA