Salah El Karib, detenido por su relación con Oukabir
Salah El Karib, de 34 años, que regenta un locutorio y a quien la Policía relaciona con Driss Oukabir, detenido en relación con los atentados yihadistas cometidos el jueves pasado en Barcelona y Cambrils (Tarragona). J. J. Guillén / EFE

El juez Fernando Andreu, de la Audiencia Nacional, ha decretado este jueves la libertad provisional para Salah El Karib, de 34 años, dueño del locutorio de Ripoll y uno de los cuatro detenidos en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils.

Según el auto del magistrado, en los registros del recinto se encontró constancia de la compra de  billetes de avión para Driss Oukabir -en prisión-, pero no hay constancia de los del imán Abdelbaki Es Satty, presunto líder de la célula que falleció en la explosión del miércoles pasado en el chalé de Alcanar, lugar donde fabricaban los explosivos con los que pretendían atentar en monumentos e iglesias como la Sagrada Familia.

El Karib regentaba un locutorio en Ripoll que, entre otras cosas, ofrecía la venta de billetes de avión a cambio de una comisión, que habrían supuesto una facturación, asegura el auto, de 59.245 euros desde 2010.

De la documentación analizada se desprende que se realizaron dos operaciones de compra de billetes a la compañía aérea Air Arabian desde la tarjeta de El Karib, por importe de 90,28 y 182,61 euros los días 8 y 12 de agosto, los cuales, según las fuentes, corresponderían a los adquiridos para el mayor de los Oukabir.

Según fuentes de la investigación, Andreu ha decidido dejarle en libertad provisional después de haberle prorrogado su detención 72 horas más hasta que se aclarara su participación en los hechos con la práctica de más diligencias.

Ahora, considera que su explicación es "plenamente congruente" y coincide con la declaración de Driss Oukabir, quien aseguró que encomendó a su hermano Moussa (uno de los abatidos por los Mossos d'Esquadra en Cambrils) que los comprase con dinero en efectivo, ya que al ser menor de edad no disponía de tarjeta de crédito.

El magistrado le impone como medidas cautelares la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado, fijación de domicilio y prohibición de salir del territorio nacional, por lo que deberá entregar el pasaporte.

Andreu señala en el auto de libertad que los indicios recopilados sobre Salah El Karib "no permiten establecer, con la apariencia que en buen derecho procede, la existencia de elementos indiciarios lo suficientemente sólidos como para adoptar una medida de la gravedad y excepcionalidad de la prisión preventiva".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.