Róterdam
Despliegue de la policía en Róterdam tras recibir una alerta de atentado terrorista. EFE

La policía holandesa recibió "una información concreta" de su par española sobre un proyecto de atentado en la sala de conciertos Maassilo de Róterdam, lo que provocó la  anulación del concierto de un grupo de rock,  ha anunciado este jueves.

"Había una información concreta de que ese día se cometería un atentado en ese lugar contra ese grupo de rock", los californianos Allah-Las, ha declarado el jefe de policía de Róterdam, Frank Paauw.

Después de la anulación del concierto en el último momento, tras una advertencia de la policía española recibida hacia las 17.30 horas (15.30 GMT), se procedió a dos detenciones.

Había una información concreta de que ese día se cometería un atentado

Un habitante de 22 años de Brabante, provincia del sur del país, fue detenido el jueves hacia las 02.00 horas como "sospechoso de estar implicado en la preparación de un atentado terrorista", señaló Paauw. Según ha dado a conocer la policía holandesa, el joven holandés habría emitido una amenaza falsa de atentado.

Otro hombre, el chófer de una camioneta con matrícula española que transportaba "cierta cantidad" de bombonas de gas, fue arrestado horas antes, aunque sigue habiendo dudas sobre su implicación.

Estas detenciones se producen en un tenso clima, seis días después de dos atentados con vehículos en Cataluña, reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI), que dejaron 15 muertos.

La policía sigue investigando sobre posibles ramificaciones internacionales de la célula que causó los ataques, y de los desplazamientos al extranjero -en particular Francia y Bélgica- de algunos de sus miembros. De momento se desconoce si este señalamiento se envió antes o después de los atentados en Cataluña, y si esta información incluía detalles sobre la manera en la que podría haberse perpetrado un eventual atentado, ha dicho una portavoz de la Guardia Civil española.

"El hombre equivocado en el lugar equivocado"

El conductor de la furgoneta con matrícula española fue detenido a las 21.30 horas, ya que "se equivocó más de dos veces de ruta", a 100 metros de Maassilo, subrayó Paauw.

"Parece que, más que con terrorismo, nos topamos con el hombre equivocado, en un lugar equivocado, en el momento equivocado y con el contenido equivocado en su vehículo", dijo el jefe de la policía de Róterdam, hablando de una "muy mala suerte"

Este individuo, que sigue detenido, "parecía bajo influencia del alcohol", según la policía.

Es técnico de profesión y poseía una autorización para el transporte de bombonas de gas que está siendo objeto de investigación. Los servicios de desminado que registraron la camioneta "no hallaron nada junto a las bombonas" y el registro de su domicilio "no estableció de momento ningún vínculo con la amenaza terrorista en el Maassilo", la sala donde debía celebrarse el concierto, añadió.

La Guardia Civil española descartó que el individuo de la camioneta con bombonas "fuera a cometer un atentado de esta forma", precisó la portavoz.

"Creemos (...) que si había una amenaza, no venía de este vehículo", añadió.

Allah-Las, un nombre "sagrado"

El grupo Allah-Las, que debía actuar a las 20h30 en Róterdam, fue acompañado bajo escolta policial fuera del Maassilo, según Ahmed Aboutaleb, primer alcalde del país descendiente de inmigrante y musulmán.

Por su parte, Allah-Las aseguró en un comunicado que "el grupo está sano y salvo y muy agradecido a la policía de Róterdam y demás agencias encargadas de detectar la amenaza potencial antes de que alguien resultara herido".

Los miembros del grupo habían afirmado hace un año al diario británico 'The Guardian' haber recibido correos electrónicos de musulmanes ofendidos por el nombre de Allah-Las, pero aseguró que "no era en absoluto nuestra intención", ya que eligieron Allah (dios, en árabe) porque querían un nombre que "sonara sagrado".

"Hemos tenido este nombre durante mucho tiempo, y no creo que podamos cambiarlo" explicó el grupo formado en 2008. Holanda no ha sufrido hasta la fecha un atentado masivo como ha sucedido en otros países vecinos. Pero las autoridades se mantienen muy vigilantes, tras informaciones de que individuos relacionados con los atentados de París y Bruselas transitaron por el país.