Disturbios en Francia
Jóvenes atacaron a varios automóviles de la policía que intentaron entrar en Villiers-le-Bel para restablecer el orden (archivo). Gonzalo Fuentes / Reuters

La muerte de dos motoristas adolescentes este domingo, en una colisión con un coche de la policía, ha desatado disturbios en un barrio al norte de París, con el resultado de al menos ocho policías y un bombero heridos, y el incendio de dos puestos de policía y tres garajes, informaron las autoridades.

Los jóvenes atacaron a varios automóviles de la policía que intentaron entrar en el barrio para restablecer el orden

A raíz del suceso, cuatro miembros de la policía antidisturbios (CRS) y tres agentes fueron heridos en los conflictos, mientras grupos de jóvenes prendían fuego a vehículos y a cubos de basura en Villiers-le-Bel, a unos veinte kilómetros al norte de París. También un comisario fue herido en el rostro y ha sido hospitalizado.

Los jóvenes atacaron a varios automóviles de la policía que intentaron entrar en el barrio para restablecer el orden, dijeron habitantes de la zona a medios locales, y causaron daños incluso a un coche de extinción de incendios, hiriendo a uno de los bomberos. Además, en los disturbios, los manifestantes han prendido fuego a dos comisarias y a tres garajes.

Tenían 15 y 16 años

La policía ha indicado que la colisión entre el vehículo policial y la moto no se produjo durante una persecución, sino que la moto golpeó el coche policial en un cruce y los dos jóvenes fallecieron en el momento. Según la Prefectura, las víctimas tenían 15 y 16 años de edad. Además, se cree que iban sin casco en la moto, que se sospecha era robada.

Hace dos años, la muerte de dos adolescentes por electrocución al refugiarse en un transformador eléctrico cuando se creían perseguidos por agentes en un barrio conflictivo a las afueras de París, desató tres semanas de violencia en decenas de zonas periféricas de la capital y otras grandes ciudades de Francia.

Una joven apuñalada en un tren

Por otra parte, una estudiante de 23 años murió apuñalada también este domingo en un tren de cercanías al norte de París. La joven, que había recibido múltiples puñaladas en el pecho y la cara, fue descubierta por un viajero que dio la alerta. La víctima murió poco después de la llegada de los servicios de urgencias.

Un hombre, conocido por la policía por supuestas agresiones sexuales y que presentaba una herida de navaja en la pierna, fue arrestado posteriormente en la estación de tren anterior a aquella donde fue hallada la joven y es considerado como sospechoso en el caso.