El 1-1-2 recibía, a las 12.01 minutos de la pasada noche, llamadas de vecinos de la localidad diciendo que habían escuchado una explosión en una casa de la calle Aljada, de cuyo interior salía humo blanco y había olor a pólvora, según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias consultadas por Europa Press.

Al lugar se movilizaron patrullas de la Policía Local, quienes pidieron asistencia sanitaria para una persona. Acudió inmediatamente una ambulancia con personal sanitario de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias del Servicio Murciano de Salud.

Al parecer, el individuo acumulaba petardos y material pirotécnico almacenado en un armario y ha explotado al manipularlo, según informaron a Europa Press fuentes de la Policía Local.

Tras estabilizar al accidentado, se le trasladó a la Unidad de Quemados del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia con quemaduras que afectaban a más del 20 por ciento de su cuerpo.

Consulta aquí más noticias de Murcia.