Familiares de la joven fallecida en el hospital de Valme en el tanatorio
Familiares de la joven fallecida en el hospital de Valme en el tanatorio EUROPA PRESS

La Marea Blanca de Sevilla ha convocado una concentración para las 11,00 horas de este jueves a las puertas del hospital Virgen de Valme, en respaldo a la familia de la joven de 25 años fallecida en dicho centro al sufrir un accidente en el ascensor en el que iba a ser trasladada al área de planta, después de haber dado a luz a su tercera hija. La concentración está destinada además a rechazar "los recortes y privatizaciones, origen principal de este deterioro de la sanidad pública andaluza que estamos sufriendo todos los días, a veces de forma dolorosa y dramática".

Y es que después de dar a luz a su tercera hija mediante una cesárea en el citado hospital sevillano, Rocío Cortés, de 25 años y residente en Dos Hermanas, estaba siendo conducida al área de planta, para lo cual un celador introdujo la camilla en uno de los ascensores del hospital. No obstante, el ascensor habría comenzado a subir en un momento en el que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza de la joven estaba fuera de la cabina, lo que provocó que la cabeza quedase aprisionada entre el suelo y el dintel del ascensor, sufriendo la mujer un traumatismo craneal severo.

Para la Marea Blanca, "no se trata de una deficiencia puntual y casual en un ascensor del Hospital", pues el colectivo contaría con "testimonios directos de trabajadores sanitarios que refieren irregularidades en el funcionamiento y deficiencias en el mantenimiento (de los ascensores), que han sido objeto de denuncias verbales a directivos del hospital sin que estos hayan mostrado el interés suficiente para poner arreglo a este tema vital para el desarrollo de la actividad asistencial del hospital".

La organización, en ese sentido, encuadra el accidente en "los procesos de privatización y externalización que la Junta de Andalucía ha venido realizando en los últimos años en determinados servicios de los hospitales". Concretamente, avisa de "la privatización de los servicios de mantenimiento de los ascensores ha sido objeto, como norma general, de un proceso de abaratamiento con sucesivas pujas a la baja que han degenerado en un mantenimiento insuficiente".

Además, el colectivo señala "la disminución en las inversiones necesarias para reforma y mejoras, consecuencia de los reiterados recortes en la sanidad pública andaluza, lo que ha determinado igualmente un envejecimiento y deterioro de las instalaciones". Igualmente, la organización reclama una "comisión de investigación" del accidente, ya objeto de diligencias judiciales y de proceso interno por parte de la Administración sanitaria, así como "la dimisión de la anterior directora gerente del hospital de Valme y actual directora general de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Salud", porque "en repetidas ocasiones hizo oídos sordos a las quejas por las deficiencias en el funcionamiento de los ascensores del hospital".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.