La justicia italiana investiga si la mala calidad de los edificios provocó las dos muertes en el terremoto de Ischia

  • "En Ischia se han realizado construcciones en zonas con riesgo hidrológico que deben ser demolidas cuanto antes", explicó el fiscal de Nápoles.
  • A su juicio, las consecuencias del seísmo fueron superiores porque muchas casas construidas en esta localidad eran ilegales.
  • Un seísmo en la isla italiana de Ischia deja dos muertos.
Bomberos inspeccionan las zonas afectadas por el terremoto en Ischia.
Bomberos inspeccionan las zonas afectadas por el terremoto en Ischia.
EFE

La justicia italiana estudia abrir una investigación por desastre culposo y homicidio por la muerte de dos mujeres en la isla de Ischia (sur del país) como consecuencia del terremoto del lunes, mientras prosigue la polémica por la mala calidad de las construcciones en la zona.

El fiscal de Nápoles -ciudad muy próxima a Ischia-, Giovanni Melillo, afirmó este miércoles que valora la posibilidad de abrir una investigación por esos delitos.

Melillo matizó que está a la espera de recibir el informe que deben redactar los técnicos que retiran los escombros para conocer el estado y la calidad de los materiales utilizados en estas edificaciones.

El lunes, un terremoto de magnitud 4 en la escala de Richter hizo temblar la isla de Ischia y provocó cuantiosos daños en la parte alta de la localidad de Casamicciola. Muchas casas se vinieron abajo y otras sufrieron graves daños en sus fachadas y sus muros.

Como consecuencia del sismo, dos mujeres murieron y una cuarentena de personas resultaron heridas. Los vecinos y también expertos como ingenieros o técnicos de construcción critican en Italia que el terremoto no era de tal intensidad como para provocar los daños que causó.

A su juicio, las consecuencias del seísmo fueron superiores porque muchas casas construidas en esta localidad eran ilegales y fueron levantadas con materiales de baja calidad y sin tener en cuenta las condiciones del terreno.

"Este es un fenómeno que en la región de Campania ha alcanzado dimensiones extraordinariamente graves", lamentó el fiscal de Nápoles.

"Construcciones ilegales"

También el gobernador de Campania, Vincenzo De Luca, reconoció que "las construcciones ilegales son una emergencia" y señaló que en esa región "al menos 70.000 alojamientos son ilegales".

"En Ischia se han realizado construcciones en zonas con riesgo hidrológico que deben ser demolidas cuanto antes", añadió.

El responsable de Protección Civil, Angelo Borrelli, explicó a los medios que en Casamicciola "muchos edificios se levantaron con materiales de baja calidad que no cumplían con la normativa vigente" y, por eso, "algunos se cayeron o sufrieron daños".

La polémica sobre el estado de los edificios en Italia no es nueva. Ya hace un año, después del terremoto que devastó localidades como Amatrice en el centro de Italia, se abrió un debate sobre la calidad de las construcciones y sobre si la corrupción y las mafias se benefician de edificaciones en zonas azotadas por desastres naturales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento