Casablanca
Imagen de la ciudad marroquí de Casablanca. ARCHIVO

Marruecos se mantiene en vilo después de que se publicase un vídeo en el que se ve cómo un grupo de jóvenes comete una agresión sexual, atacando a una mujer discapacitada en un autobús de Casablanca.

Se ve como los jóvenes, que ya han sido detenidos, comienzan a tocar las partes íntimas de las víctimas mientras esta se queja y grita angustiada. Lo más grave es que nadie ha denunciado el delito, tampoco el propio conductor del vehículo.

Según recoge AFP, la compañía de transportes M'dina Bus defendió al trabajador, alegando que "no tuvo tiempo de reaccionar, los conductores se enfrentan durante su jornada a agresiones y amenzas, y nunca dudan en ponerse en riesgo para garantizar la seguridad".