El hombre ha sido acusado además de dos delitos de sustracción de vehículo a motor, un delito de conducción temeraria y otro de atentado a agente de la autoridad, ya que tras haber sido identificado se saltó un punto de control policial en Vícar (Almería) y obligó a un guardia a esquivar el vehículo para no resultar atropellado.

Según ha explicado la Comandancia en una nota, el sospechoso se hacía con material de construcción y herramientas en las naves, a las que accedía tras forzar las puertas empotrando el vehículo que conducía. Los agentes llegaron a identificar hasta dos vehículos distintos, aunque de similares características, y a través de ellos, la identidad del presunto ladrón.

Durante su investigación, los agentes inspeccionaron varias chatarrerías en las que se halló parte del material robado. Con estos datos, se consiguió detener al sospechoso, al que le constan además antecedentes por diversos delitos varios de ellos contra el patrimonio. Las diligencias y el detenido quedaron a disposición de un juez de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.