Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ve el eclipse solar sin gafas protectoras. Shawn Thew / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, observó este lunes el eclipse solar total que ha cruzado el país de costa a costa desde uno de los balcones de la Casa Blanca, pero por unos segundos admiró el fenómeno sin gafas protectoras, imagen que ha inundado las redes sociales.

Pese a la insistencia de los expertos y la Agencia Nacional del Espacio (NASA) de observar con protección adecuada el espectáculo, debido al alto riesgo de sufrir daños oculares, el mandatario desoyó las indicaciones y se expuso a los rayos. En Washington el sol fue ocultado por la luna en un 81%.

La decisión de Trump de mirar el eclipse sin protección le valió las críticas de numerosos usuarios de Twitter por no dar ejemplo a la ciudadanía.

Acompañado de su hijo pequeño, Barron, y de la primera dama, Melania Trump, el multimillonario asistió a un fenómeno astronómico único, ya que la última vez que se produjo algo así en el territorio continental de Estados Unidos fue hace casi un siglo.

El acontecimiento tardó una hora y media en recorrer el cielo desde la costa del Pacífico, donde comenzó a las 10.15 hora local (17.15 GMT), a la del Atlántico, donde acabó en torno a las 14.45 hora local (18.45 GMT).