Fernán-Gómez recibe su última ovación

  • El artista fue incinerado en una ceremonia íntima.
  • El féretro llegó envuelto en una bandera anarquista.
  • Su tango favorito, 'Caminito', sonó de nuevo en el cementerio.
El público espera en el Teatro Español de Madrid la salida del coche fúnebre con los restos de Fernando Fernán-Gómez.
El público espera en el Teatro Español de Madrid la salida del coche fúnebre con los restos de Fernando Fernán-Gómez.
EFE

Una nueva ovación y gritos de "¡Bravo, bravo!" despidieron a Fernando Fernán-Gómez en el Cementerio de la Almudena, donde fue incinerado a la una y media de la tarde, tras la celebración de una ceremonia íntima y familiar en la capilla del crematorio.

Pocos fueron los que se acercaron al cementerio madrileño, donde se volvió a escuchar el tango

Caminito -una de las favoritas del fallecido- y donde sólo un
grupo reducido de amigos y familiares acompañaron hasta el último momento los restos mortales del actor, fallecido el miércoles a los 86 años.

El féretro llegó cubierto con la bandera anarquista, la misma que ha lucido durante estos dos días y con una rosa blanca depositada encima.

Una hora antes era despedido entre bravos y aplausos en el Teatro Español, donde se celebró una último homenaje, por deseo de su viuda, Emma Cohen, con un emotivo acto en el que el cantaor Enrique Morente le dedicaba
Caminito, uno de los tangos preferidos del artista, ante un patio de butacas
totalmente abarrotado y con un silencio absoluto.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento