El suceso tuvo lugar a las 12.00 horas, cuando el policía, que iba acompañado de su hijo menor de edad, escuchó los gritos de una dependienta que pedía auxilio porque un hombre acababa de robar en su tienda y salía a la carrera.

El policía observó a un hombre que ocultaba algo entre sus ropas y que se dirigía corriendo al lugar dónde éste se encontraba. Al llegar a su altura, lo interceptó y pese a la resistencia que puso para intentar zafarse , lo pudo retener hasta la llegada de una patrulla. En el forcejeo ambos cayeron al suelo resultando el policía lesionado levemente en las extremidades.

Se logró recuperar varias prendas de ropa que había sustraído de una tienda del barrio de Laviada. El detenido, vecino de Villaviciosa, había sido detenido en cinco ocasiones anteriores por robos cometidos en Pola de Siero, Oviedo y Nava.

Consulta aquí más noticias de Asturias.