El gobernador de la isla de Guam, Eddie Calvo, afirmó este lunes que "a veces, un puñetazo en la nariz es la única forma de parar a un matón", defendiendo así la retórica del presidente Donald Trump ante Corea del Norte.

Mientras sus críticos acusan a Trump de avivar la crisis con Pyongyang, Eddie Calvo dijo estarle agradecido por la firme postura que adoptó ante Corea del Norte, que amenaza con lanzar misiles a proximidad de esta isla del Pacífico. "Quienes crecimos en el patio de un colegio, entendemos lo que es un matón", afirmó, pidiendo que se haga más por contener a Pyongyang.

El dirigente norcoreano "Kim Jong-Un es un matón que tiene armas muy potentes (...), un matón al que se debe contrarrestar con mucha firmeza", dijo Calvo, un republicano, como Trump, que considera que las críticas que suscita el presidente por su gestión de la disputa con Pyongyang son injustas.

"El presidente Trump no es un líder electo convencional, lo que dice y cómo lo dice es muy distinto de lo que decían los presidentes anteriores", apuntó, defendiendo así las declaraciones en las que el magnate prometía "fuego y furia" al régimen norcoreano.

Calvo compara estas declaraciones de Trump con unas realizadas por Barack Obama en las que afirmaba que podrían "destruir Corea del Norte con sus arsenales". "Un presidente (Obama) lo dijo de determinada manera, de forma fría y tranquila, con un punto. El otro habló de fuego y furia con un signo de exclamación, pero se trata del mismo mensaje", opina.

El gobernador rechaza cualquier paralelismo entre los dirigentes norcoreano y estadounidense: "Sólo uno de ellos mató a su hermano con la ayuda de uno de los agentes más neurotóxicos jamás creado, y ése es Kim Jong-Un", defiende.

"Preparados para el peor escenario"

El gobernador de Guam, Eddie Calvo, ha asegurado este lunes que las autoridades locales "están preparadas para el peor escenario" en caso de que Corea del Norte haga efectiva su amenaza de atacar la isla con misiles.

"Aunque haya mínimas posibilidades (del ataque) es trabajo del gobierno local estar preparado ante cualquier eventualidad", aseguró el dirigente durante una rueda de prensa retransmitida en directo por la red social Facebook.

Calvo informó de que "no hay cambios en el nivel de seguridad" y pidió a la población y a los visitantes continuar sus planes con total normalidad.
"En caso de ataque nuclear no solo será una catástrofe en Guam, Corea del Sur o Japón, sino en todo el mundo", recordó Calvo.

El gobernador y su secretario de Seguridad, George Charfauros, se mostraron confiados por el sistema de defensa antibalístico desplegado por EEUU en la isla y las medidas preventivas estacionadas por Seúl y Tokio. "Las posibilidades de que un ataque con misiles supere las capas defensivas, nuestras o de los aliados, (...) ya sea un misil o varios es de 0,00001", dijo Charfauros.

A pesar de las amenazas norcoreanas, el gobernador de Guam no cree que la crisis actual tenga un gran impacto en la industria turística de la isla, que atrae más de 1,5 millones de visitantes al año. "Guam es un lugar seguro al que viajar. Aunque todo esto se difunde en los medios, no hay un mayor nivel de amenaza" para la isla, afirma.

Considera que no hay posibilidades de que superen con éxito las capas defensivasEl régimen de Pyongyang detalló el pasado jueves que prepara un plan para disparar a mediados de agosto cuatro misiles contra las aguas territoriales de Guam, con una población de 163.000 habitantes y que cuenta con estatus de "territorios no incorporados a los Estados Unidos".

Expertos en defensa estiman que un misil de alcance medio-largo Hwasong-12 lanzado por el régimen norcoreano tardaría entre 14 y 15 minutos en recorrer los 3.430 kilómetros hasta alcanzar la isla. "Con los 14 minutos de ventaja entre disparo e impacto no hay mucho tiempo para correr o evacuar, pero sí para mantener informada a la población sobre qué hacer" ante esa eventualidad, dijo Calvo.

El consejero de Seguridad precisó que no hay preparado un plan de evacuación. "Con tan poco tiempo sería caótico", afirmó Charfauros.

Las oficinas de Seguridad y Defensa Civil locales publicaron el viernes folletos informativos con una serie de recomendaciones para prepararse ante la "inminente amenaza con misiles".

El mandatario de la isla explicó que esta medida no tiene como objetivo extender el "pánico" entre la población, sino "proveer una información relevante, incluso ante la posibilidad de un millón" de una ofensiva norcoreana.

A raíz de su ubicación natural, en el Pacífico Occidental, el territorio guameño es azotado por potentes tifones y terremotos, por esta razón el gobernador remarcó que los edificios y las infraestructuras de la isla "son las más resistentes de EE UU".

Guam, en la lista de objetivos desde 2013

En 2013, Corea del Norte ya puso a Guam entre sus objetivos debido a que esta isla es un emplazamiento estratégico de las tropas estadounidenses para controlar el Pacífico.

En Guam las bases militares de EE UU ocupan un cuarto de los 540 kilómetros cuadrados de la isla, donde hay 6.000 efectivos desplegados, y desde allí operan los bombarderos B-1B con capacidad nuclear.

El presidente de EE UU, Donald Trump, confirmó su respaldo a Guam y advirtió al líder norcoreano, Kim Jong-un, de que si ordena un ataque contra este territorio obtendrá una respuesta "que nadie ha visto antes en Corea del Norte".