De la Serna
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. EFE

El Gobierno ya ha iniciado los trámites para emitir un laudo arbitral obligatorio para acabar y frenar el conflicto laboral de los trabajadores de seguridad de Barcelona-El Prat. Así lo anunció el domingo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, después de que los empleados de Eulen rechazaran en asamblea la última oferta y hayan iniciado este lunes los paros de 24 horas, para los que el Ejecutivo ha intensificado la presencia de agentes de la Guardia Civil en el aeropuerto para realizar labores de vigilancia y las de seguridad habituales con el fin de garantizar el "orden públicO".

De la Serna defendió que en este proceso para la resolución del conflicto laboral ha habido dos fases que "han fracasado", por lo que la Administración General del Estado es la "competente" para asumir el laudo de arbitraje obligatorio.

"De hecho ya ha habido una petición formal, por parte de Fomento, a la Abogacía del Estado que está y ha estado durante el fin de semana el informe permitente para poder trasladarlo al Ministerio de Empleo y de ahí trasladarlo al Consejo de Ministros, que es quien tiene que dar el primero de los pasos para constituir o formalizar la designación de un árbitro y, en segundo lugar, darle el tiempo necesario para la elaboración de la propuesta que tendrá un carácter vinculante para las partes", señaló el ministro el domingo.

En este sentido, se ha pronunciado este lunes el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, quien ha emplazado precisamente al Consejo de Ministros a celebrar una reunión de carácter extraordinario esta semana para impulsar el laudo de obligado. De la Serna, en declaraciones a RNE y Onda Cero, ha aclarado que el proceso está en sus pasos iniciales y a la espera de los informes pertinentes, por lo que es "difícil ponerle una fecha". "Hay que respetar los procedimientos y los tiempos", ha comentado.

"No se han llevado a cabo presiones a los empleados de Eulen"

Además, De la Serna ha negado "rotundamente" que se hayan ejercido presiones sobre los trabajadores de Eulen para que aceptaran la propuesta de la Generalitat en el proceso de mediación mientras el aeropuerto vivía sus primeras horas de paros, con colas que se han reducido a las de un día normal en agosto precisamente por la presencia de la Benemérita en el aeropuerto,.

En RNE y Onda Cero ha subrayado que es obligación del Gobierno garantizar la seguridad y el orden público estando España en alerta 4 en materia antiterrorista, y ha calificado de "inmovilista" la actitud de los trabajadores de Eulen durante todo el proceso negociador. "Así es imposible llegar a un acuerdo", ha reiterado. 

"Ante una huelga mucho más dura y con carácter indefinido, siendo una infraestructura estratégica del Estado, como es el aeropuerto de El Prat, el Gobierno debe garantizar la seguridad y el orden público ante los daños que este conflicto está produciendo a los ciudadanos y a los turistas", ha justificado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.