Según ha informado el consistorio en un comunicado este domingo, las actividades se dividen en tres programas: los proyectos de entorno municipal en los diferentes barrios, con 500 plazas; la red de centros abiertos y ciberaulas municipales, con aforo para 625 niños, y el programa de educación en el ocio, con becas para 210 niños.

El teniente de alcalde y concejal de Políticas para los Derechos de las Personas, Xavier Rodamilans, ha destacado que realizan esta iniciativa para "ajustar los desequilibrios sociales" para los colectivos más vulnerables en situación de riesgo.

En concreto, los proyectos de entorno municipal consisten en acciones lúdico-deportivas que desarrollen las competencias personales y sociales, se desarrollan en horario de mañana y tarde en grupos diferenciados de niños, adolescentes y jóvenes de más de 16 años.

Por su parte, la red de centros abiertos y ciberaulas municipales cuenta con dos ciberaulas, cinco centros municipales y cuatro de titularidad privada, donde se realizan actividades lúdico-educativas, como deportes, talleres o excursiones a la piscina, entre otras.

Por último, el programa de educación en el ocio tiene una duración anual y ofrece actividades especiales de verano que cuentan con la colaboración de instituciones y entidades de ocio infantil de la ciudad, que conceden 210 becas.

Consulta aquí más noticias de Lleida.