Según han informado fuentes policiales, los hechos se produjeron cuando se recibieron varias llamadas telefónicas en las que testigos de los hechos advertían de que estaban intentando entrar en un domicilio.

Cuando llegaron los agentes sorprendieron al detenido que estaba golpeando una puerta metálica de la vivienda con la intención de derribarla, de hecho ya se había separado unos tres centímetros separada del marco, y para ello uso una maza, un cincel y un puntero, que fueron intervenidos.

El varón, al que acompañaban tres mujeres, manifestó a losfuncionarios que querían ocupar el domicilio porque iban a venirotros que iban a hacer lo mismo que ellos, por lo que procedieron asu detención.

Las gestiones realizadas han permitido determinar que la viviendaes propiedad de una entidad bancaria.

El detenido será puesto a disposición judicial con las diligenciaspoliciales que se tramitan, advirtiéndose a las tres mujeresidentificadas en el lugar que deberán comparecer ante el Juzgado sison requeridas.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.