Kenia intenta volver a la calma después de unas polémicas elecciones

Policías antidisturbios en Kenia.
Policías antidisturbios en Kenia.
EFE

Kenia sigue viviendo unos días complicados después de que el líder de la oposición, Raila Odinga, denunciara una posible manipulación en el recuento de los votos. Las elecciones, celebradas el pasado martes en el país africano dieron la victoria al presidente Uhuru Kenyatta por más de 10 puntos, que repetiría la victoria.

Sin embargo, Odinga, no estaba muy satisfecho con la victoria de su opositor y denunció un posible hackeo a la hora del recuento. Odinga aseguró que unos piratas vinculados al partido gobernante habrían accedido al sistema de recuento para manipular los estados en favor del presidente del país, Uhuru Kenyatta.

Este jueves la Comisión Electoral de Kenia ha confirmado estas sospechas: hubo un intento de ataque informático durante la jornada electoral, si bien dicho ataque no tuvo éxito.

Y todo esto pasa sin tener el escrutinio al 100%. Según Chebukati, el director de la Comisión Electoral de Kenia, aún falta por recibir más de 1.000 actas de los 40.000 colegios electorales y 217 de las 290 circunscripciones. Los resultados completos se esperan tener el próximo viernes.

La oposición ha pedido este jueves a la Comisión Electoral de Kenia que declare a Odinga presidente de la nación porque, según los datos aportados por una fuente anónima, aventaja en cerca de 700.000 votos a Kenyatta.

Disturbios en Kenia

Tras los primeros resultados y la denuncia de Odinga, miles de personas se echaron a las calles de Nairobi para protestar y manifestarse ante la victoria de Kenyatta.

Varios de ellos murieron en Mathare (barrio de Nairobi) después de que la Policía dispersara a los manifestantes con gases lacrimógenos y tiros al aire. Según la Policía, las dos personas fallecieron tras "intentar atacar a la Policía con machetes". Además, decenas de ciudadanos cortaron el paso con barricadas en una carretera utilizando piedras y hogueras.

Este jueves también se han repetido los disturbios y es que miles de personas salieron a la calle en diferentes ciudades de Kenia para apoyar la coalición opositora, que exigió a la comisión electoral que le declare presidente. La Policía se ha desplazado hasta Mathare, Kibera o Kisumu, ciudades donde se han producido estas manifestaciones.

"Si tenemos que morir, moriremos. Porque ya estamos muertos, hemos estado sufriendo 5 años el paro, el incremento de los precios de los alimentos,... no podemos estar así 5 años más", dijo a Efe un grupo de jóvenes de Mathare.

La UE se ha pronunciado

La jefa de la misión de observadores de la Unión Europea (UE), Marietje Schaake, afirmó que tanto la votación como el recuento de las elecciones en Kenia fueron "transparentes", aunque destacó que la denuncia por fraude presentada por Odinga es "seria" y debe ser investigada.

Schaake también animó a la oposición a calmar a sus seguidores y recurrir a las vías legales para denunciar cualquier irregularidad detectada durante los comicios.

"Le corresponde a la Comisión dar los pasos apropiados para concluir el proceso de forma transparente y ajustada a la legalidad", señaló Schaake, quien precisó que los observadores internaiconales no pueden investigar el supuesto ataque informático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento