Helicóptero
Imagen de archivo de un helicóptero. ARCHIVO

Adrian Pogmore, exagente británico, fue condenado el martes a doce meses de cárcel por grabar a nudistas tomando el sol y parejas manteniendo relaciones sexuales desde un helicóptero policial.

La cadena Cuatro explica que el agente tomó imágenes de una madre y sus hijas tomando el sol en el jardín de una casa situada al norte de Inglaterra y a un grupo de nudistas en un camping.

También grabó a una pareja practicando sexo en el patio de su casa. "Sus impulsos sexuales eran tales que era capaz, y lo fue, de correr el riesgo sustancial de ser descubierto por sus compañeros", ha manifestado el juez encargado del caso Peter Kelson.

Pogmore, de 50 años de edad, ya ha sido declarado culpable anteriormente  de cuatro delitos por mala conducta mientras ejercía como agente de policía y por los que fue expulsado tras una investigación interna en 2015.

Según el portavoz del servicio fiscal de Reino Unido, el acusado fue el único ocupante del helicóptero en el momento de grabar el vídeo. No obstante, han abierto una investigación sobre la conducta de otros dos policías y dos pilotos que podrían haber estado presentes cuando se hicieron las grabaciones y que ya han sido expulsados.