Los 'muyahidines' de Al Shabab
Milicianos del grupo radical islámico Al Shabab. GTRES

Uno de los principales terroristas de Al Shabab, conocido como Ali Jabal, murió el pasado 30 de julio en un bombardeo de Estados Unidos en el sur de Somalia, confirmó hoy el mando militar estadounidense para África (AFRICOM).

Ali Muhamad Husein, alias Ali Jabal, falleció en el ataque llevado a cabo cerca de Tortoroow, en el sur somalí, y en el que no se registraron víctimas civiles, según un comunicado divulgado por AFRICOM en su web.

"EEUU llevó a cabo esta operación en coordinación con sus socios regionales como respuesta directa a las acciones de Al Shabab, incluidos los recientes ataques contra las fuerzas somalíes", indica la nota.

Ali Jabal era el responsable de las fuerzas de Al Shabab que operaban en las regiones de Mogadiscio y Banadir en la planificación y ejecución de ataques en la capital somalí y utilizó la Región de Lower Shabelle, un conocido refugio de Al Shabab, como centro de estas actividades.

Seguimos trabajando con nuestros aliados para desmantelar sistemáticamente a Al Shabab

"Su eliminación interrumpe la capacidad de Al Shabab de planear y dirigir ataques en Mogadiscio y coordinar los esfuerzos entre los comandantes regionales" del grupo yihadista, añade el mando estadounidense para África.

En los últimos meses, militantes del grupo yihadista han cometido atentados suicidas y asesinatos de policías, líderes gubernamentales y militares en la capital, además de numerosos ataques contra el Ejército Nacional de Somalia y la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) miembros de la región.

El 31 de julio, Al Shabab perpetró una emboscada en la que al menos 39 soldados ugandeses de la AMISOM murieron en la región de Lower Shabelle, en el sur somalí.

Un día antes, cinco personas murieron y otras diez resultaron heridas en una atentado en una céntrica calle de Mogadiscio reivindicado por Al Shabab que iba dirigido contra un convoy de altos funcionarios del Gobierno, pero el plan falló y todas las víctimas fueron civiles.

"Seguimos trabajando en coordinación con nuestros socios y aliados somalíes para desmantelar sistemáticamente a Al Shabab y ayudar a lograr la estabilidad y la seguridad en toda la región", concluye AFRICOM.