Duque de Edimburgo
El duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, asiste a su último compromiso oficial antes de retirarse de la vida pública. EFE/Stringer

A los 96 años, el duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, ha pasado este miércoles revista a tropas de la Real Marina británica en el que fue su último compromiso oficial como miembro de la familia real.

El príncipe Felipe anunció en mayo su intención de poner fin a su vida pública en este desfile benéfico frente al palacio de Buckingham, en el centro de Londres, un paso atrás que dará mayor visibilidad al príncipe Carlos, su primogénito y heredero al trono, de 68 años, así como a los príncipes Guillermo y Enrique.

El duque representó por primera vez a la monarquía británica el 2 de marzo de 1948, cuando asistió a un combate de boxeo en el Royal Albert Hall de Londres. Desde entonces, ha asistido a miles de compromisos oficiales, muchos de ellos como acompañante de Isabel II y otros en solitario, a la cabeza de diversas organizaciones sin ánimo de lucro.

El duque es patrón, presidente o miembro de más de 780 organizaciones, con las cuales seguirá estando "asociado", aunque no desempeñará un papel activo, según indicó un portavoz del palacio de Buckingham al comunicar los planes de retirada del marido de la soberana.

Si bien el príncipe Felipe no aceptará más invitaciones públicas en su agenda, su portavoz oficial ha aclarado que en el futuro podría decidir acompañar en determinados compromisos a su esposa, con la que lleva casi 70 años casado.