Bicicleta
Bicicleta EUROPA PRESS

Impulsado por Obra Social la Caixa, el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha realizado un estudio publicado en BMJ Open que concluye en que las personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte para ir al centro de trabajo tienen menos posibilidades de padecer estrés.

Esta investigación deduce que desplazarse en bicicleta al menos un día a la semana puede reducir el 20% el riesgo de estrés. Si esta práctica se hace de manera continuada, hasta cuatro días a la semana, la cifra incrementa hasta el 52%. Es decir, una persona que habitúa a moverse en bici al trabajo tiene menos de la mitad de posibilidades de tener estrés que alguien utiliza cualquier otro medio de transporte.

Algunos de los factores que intervienen en la asiduidad del uso este medio son los trayectos cortos, estaciones públicas para dejar la bicicleta cerca del destino y un entorno urbano con facilidades para ciclistas. El estudio concluye, por ende, que la propia estructura de la ciudad es un elemento relevante para reducir el estrés.

"Tenemos una sociedad bastante estresada y las conclusiones de esta publicación señalan que la bicicleta puede ayudar a reducir los niveles de estrés en la población" asegura Ione Avila-Palencia, investigadora del estudio realizado mediante cuestionarios telefónicos a alrededor de 800 personas adultas de Barcelona, que estudian o trabajan y que se mantienen sanas.

Mark J. Nieuwenhuijsen, director de la Iniciativa de Planificación Urbana, Medio Ambiente y Salud de ISglobal: "Los responsables políticos deben promover el uso de la bicicleta y priorizarlo en la planificación urbana y de transportes para reducir los niveles de estrés y mejorar la salud pública y bienestar".