Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, durante un discurso en el condado de Suffolk, Nueva York. EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este viernes el cese de su hasta ahora jefe de Gabinete, Reince Priebus, señalado esta semana por el nuevo director de Comunicación, Anthony Scaramucci, como responsable de una serie de filtraciones. John Kelly, hasta ahora secretario de Seguridad Interior, ocupará el cargo de jefe de Gabinete.

Priebus supuestamente se había posicionado en contra de Scaramucci al enterarse de su inminente nombramiento, lo que desató un cisma en el que el jefe de Gabinete ha optado por la discreción. El director de Comunicación, en cambio, no ha escatimado críticas y ha llegado a calificar a Priebus de "maldito esquizofrénico paranoico" en declaraciones a un periodista de The New Yorker.

Tras todo tipo de especulaciones, Trump ha anunciado en Twitter este viernes el cese de su Priebus y el cambio de puesto del hasta ahora secretario de Seguridad Interior, para el que el presidente sólo tiene de momento buenas palabras.

"Tengo el placer de informar que he nombrado al general y secretario John Kelly como jefe del gabinete de la Casa Blanca. Es un gran estadounidense y un gran líder. John ha hecho un trabajo espectacular en Seguridad Interior. Ha sido una verdadera estrella de mi Administración", ha apuntado Trump en Twitter.

En otro mensaje, agradeció "su servicio y dedicación al país" a Priebus"¡Juntos logramos muchas cosas y estoy orgulloso él!", subrayó el gobernante.

Clima de tensión

Priebus, que durante varios años desempeñó el cargo de presidente del Comité Nacional del partido Republicano, fue una pieza fundamental en la formación del gobierno después de las elecciones, en el comité de transición.

Sin embargo, la llegada de Anthony Scaramuccia la Casa Blanca como nuevo jefe de Comunicaciones selló la suerte de Priebus. De acuerdo con Scaramucci, Priebus bloqueó durante cinco meses su llegada a la Casa Blanca.

Además, Scaramucci llegó a la conclusión de que Priebus era el principal responsable por la incontenible secuencia de filtraciones a la prensa de asuntos internos de la Casa Blanca, incluyendo informaciones comprometedoras.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha informado en un comunicado de que Kelly "comenzará el lunes por la mañana (en su nuevo cargo) y se celebrará una reunión de gabinete tras jurar el cargo". "Todo el Ejecutivo le adora y nadie es comparable", añadió Huckabee Sanders.

Asimismo, la portavoz recordó que todos "los funcionarios servimos bajo la autoridad del presidente" y que las "conversaciones" al respecto entre Trump y su jefe de gabinete "comenzaron hace dos semanas".

Anteriores dimisiones

La salida de Priebus se produce una semana después de la salida de Sean Spicer como portavoz presidencial y la designación de Scaramucci, con lo que se cierra una renovación importante en el seno de la Casa Blanca tras los primeros seis meses de Trump como presidente.

Tanto Priebus como Spicer forman parte del aparato del Partido Republicano, mientras que el nuevo director de comunicaciones no cuenta con experiencia en el ámbito político, algo que es considerado una ventaja por el mandatario estadounidense.