Aprobada la modificación del Reglamento de ayudas para el pago de tributos

  • El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este miércoles la modificación del Reglamento de Ayudas para el Pago de Tributos del municipio a personas en especiales situaciones de necesidad, que ha salido adelante con los votos a favor de Zaragoza en Común (ZEC), PSOE y CHA, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP.
Luisa Broto, Pedro Santisteve y Fernando Rivarés, en el pleno
Luisa Broto, Pedro Santisteve y Fernando Rivarés, en el pleno
EUROPA PRESS

La vicealcaldesa Luisa Broto ha afirmado que esta modificación pretende que "quien tenga una situación económica complicada pueda acceder a ciertas bonificaciones" y ha estimado "oportunos" los cambios introducidos en el reglamento para flexibilizar los criterios y que "acceda mayor población".

"Sigue existiendo población que tiene problemas para llegar a fin de mes y modificaciones de este tipo persiguen que quien tiene una propiedad y tiene problemas para mantenerla puedan mantener determinados bienes que en su momento pudo adquirir", ha comentado Broto.

Esta modificación encuentra su origen en una enmienda de PSOE y CHA a los presupuestos de 2016 que se incluyó después en el Plan estratégico de subvenciones porque inicialmente se iban a tramitar en el capítulo II, como ayudas de urgente necesidad, pero finalmente se tuvieron que tramitar como subvenciones.

En 2016, el importe de esta convocatoria fue de 2,8 millones y se presentaron 728 solicitudes, de las que fueron aprobadas, total o parcialmente, 596, un 76,21 por ciento de las presentadas. La cantidad total concedida fue de 66.218,71 euros.

En el presupuesto de 2017 se mantienen estas ayudas, consignadas con 1.196.000 euros y para que puedan llegar a más personas se modifican ciertos requisitos. Los principales cambios afectan a los artículos 4 y 5 del texto.

CAMBIOS

En el artículo 4, en relación con las tasas por ocupación privativa o aprovechamiento especial del dominio público, se precisa que deben ser referidas exclusivamente a badenes o a obras relacionadas con la vivienda habitual.

En el artículo 5, en cuanto a los ingresos máximos según el número de miembros de la unidad de convivencia para tener derecho a estas ayudas, se sigue manteniendo el Salario Mínimo Interprofesional multiplicado por 1,5, pero se modifican los niveles de ingresos según el número de miembros de la familia, de manera que sea más progresivo.

Así, en el reglamento en 2016 se establecía que las unidades familiares eran de entre uno y cuatro miembros y la cantidad se incrementaba un 25 por ciento por cada miembro adicional desde el quinto en adelante, mientras que este año se considera que la unidad familiar es de uno o dos miembros y aumenta un 20 por ciento por cada miembro adicional, del tercero en adelante.

Además, se han suprimido algunos requisitos, en el caso del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica se incrementa en un nivel el tipo de vehículos beneficiarios de la ayuda, que serán para coches hasta un máximo de 15,99 caballos fiscales y para motocicletas el máximo pasa de 125 a 250 centímetros cúbicos. Esto supone unos incrementos económicos de 31,15 a 68,65 euros en coches y de 4,40 a 7,57 euros en motos. Esta ayuda corresponde al 50 por ciento del coste del impuesto.

Otro de los cambios es que el beneficiario deberá estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones con la Hacienda Local del Ayuntamiento de Zaragoza "en el momento en que se realice la solicitud de estas ayudas" y no de forma previa a que se dicte la resolución de concesión como establecía el reglamento en 2016.

21.600 HOGARES

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha subrayado que esta medida permitirá llegar a 21.600 hogares en Zaragoza y ha propuesto que se realice una campaña de difusión para que las personas interesadas puedan conocer estos cambios.

"No cambia ni altera las ordenanzas fiscales, no interfiere en la gestión fiscal de los impuestos, ni es una bonificación fiscal encubierta", ha advertido, para insistir en que el objetivo es que un mayor número de familias puedan recibir estas ayudas.

La concejal del PSOE, Lola Campos, ha apoyado la propuesta, si bien ha estimado que se podrían flexibilizar más los criterios. "La modificación va en esa línea que esperamos", pero ha emplazado a agilizar la tramitación y a difundir las ayudas porque "hay públicos objetivos que son fácilmente localizables" para que puedan conocerlas.

La portavoz de Cs, Sara Fernández, ha recordado que en 2016 su grupo votó en contra de este reglamento "porque estábamos a favor de medias para paliar la desaparición de las bonificaciones del IBI en las familias con rentas más bajas, estábamos de acuerdo en el fondo, pero votamos en contra porque en el expediente había cuatro informes que planteaban dudas jurídicas al respecto".

"Estamos de acuerdo en flexibilizar estos criterios, en que mejoran las condiciones, pero seguimos sin estar de acuerdo con este expediente de 2017 porque hay dos expedientes que mantienen que las dudas jurídicas siguen latentes", ha advertido la concejal de Cs.

La concejal del PP, Reyes Campillo, ha dicho irónica que la emergencia social "existió solo en el programa de ZEC" y ha preguntado "qué estamos subvencionando", al sostener que con esta modificación "estamos subvencionando hasta el pago de los badenes" y ha lamentado el aumento del "chabolismo" en la ciudad.

Por otra parte, el pleno ha dado el visto bueno, por unanimidad de todos los grupos, a la creación del Consejo Sectorial de Urbanismo y Movilidad, su organización y funcionamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento